Capital Riesgo y Startups

students-recommend-360x224Un buscador de entrenadores personales, una agencia para poner en contacto a artistas y sus fans, una aplicación móvil para hacer regalos, una empresa de contratación de chóferes, una red social de jóvenes solteros, una tienda online solo para mujeres… Las start up tecnológicas, en concreto las relacionadas con el comercio electrónico, causan sensación en el mundo del capital riesgo. Hasta tal punto es potente el apetito inversor que despiertan que protagonizaron 274 de las 550 operaciones de private equity y venture capital realizadas el año pasado en España. Son las dos fórmulas que existen en este tipo de inversiones, que básicamente consisten en financiar compañías no cotizadas con un potencial de crecimiento a cambio de una participación en su accionariado

Ésta es una de las principales conclusiones del análisis del sector en 2014 elaborado por el Instituto de Capital Riesgo, que a su vez distribuye la Revista Española de Capital Riesgo, y al que ha tenido acceso EXPANSIÓN. Después de las actividades de venta minorista (retail) y comercio electrónico, que generaron la mitad de las operaciones, los sectores más exitosos fueron las tecnologías de información y comunicaciones (14,4% del total de operaciones), la construcción civil (6,7%), los servicios regulados como sanidad, concesiones de infraestructuras e ingeniería (4,5%) y otros servicios de mercado como, por ejemplo, marketing, consultoría, enseñanza o comunicación audiovisual (7,3%).
Respecto a la parte inversora, son múltiples las compañías de capital riesgo que han tenido una actividad intensa en 2014. En total han hecho inversiones 215 operadores. En private equity, algunos destacados son Springwater, KKR, Avenue, CVC o Corpfin. Los más activos en venture capital fueron, entre otros, Conector Startup, Civeta Investments, SeedRocket, Business Booster, Wayra o Plug and Play, todos ellos orientados a potenciar proyectos tecnológicos. Según un reciente informe de la consultora Venture Watch, las start up tecnológicas españolas captaron en todo el año más de 320 millones de euros en rondas de financiación, un 29% más que en 2013.

En una entrevista publicada el pasado viernes por este diario, Michael Kleindl, cofundador del fondo de venture capital Seaya, aseguraba que «pronto veremos pelotazos tecnológicos made in Spain», aunque «muchas compañías tecnológicas de gran potencial siguen quedándose en el camino por no conseguir apoyo en sus etapas de crecimiento», por lo que «en España debería haber un mayor número de fondos que cubran el espacio entre los primeros pasos de una empresa y su potencial salida a Bolsa o venta a un grupo mayor».

No obstante, en 2014 se han producido importantes operaciones de capital riesgo en otras actividades. Hay ejemplos en sectores diversos: la compra por parte de Springwater de los negocios turísticos de Pullmantur, la entrada del fondo francés Eurazeo en la firma de ropa Desigual, la venta de 238 viviendas propiedad de Martina Fadesa al estadounidense Blackstone, la polémica adquisición del 48% de la aceitera Deoleo por el británico CVC, la venta de la división de telecomunicaciones de Gas Natural a Cinveno la adquisición por parte de HIG Capital del 47% de Café & Té, entre muchísimos otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *