Congreso Internacional

Entre grandes nombres de la talla de American Express o El Corte Inglés surgen con fuerza nuevos actores como Conventia y HallSt, que buscan diferenciarse a través de las nuevas tecnologías..

course-investment-360x224Hace casi tres años, dos jóvenes profesionales del turismo de negocios, Carlos Granda y Raúl de Gregorio, decidieron crear su propia agencia. Así nació Conventia, una compañía que busca hacerse hueco en un mercado dominado por grandes nombres de la talla de El Corte Inglés o American Express. «Al principio nos tomaron por locos. Estábamos en plena crisis, en un sector que decrecía, pero convencidos de que podíamos ofrecer algo diferente y atractivo», relata Granda.

El turismo de negocios es una gran industria en España. Pese a los recortes de los últimos años, mueve aún más de 11.000 millones de euros, según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC). Madrid es el segundo destino mundial preferido por las empresas, sólo por detrás de París, según los datos de la Asociación de Congresos y Convenciones (ICCA).

En cualquier caso, como recuerda un reciente estudio elaborado por Expedia, las barreras entre el turismo por trabajo y por ocio se están diluyendo, sobre todo entre los viajeros más jóvenes. Así, por ejemplo, los menores de 30 años son propensos a extender un viaje de trabajo durante el fin de semana. Exigen el mejor precio, con los servicios que aporta un hotel de viajes de negocio.

Las empresas turísticas tienen ante sí el reto de dar servicio a una generación habituada a compartir opiniones en la Red, y a buscar y comparar información a través de su smartphone. Una vez más, la gran oportunidad para los recién llegados a un mercado reside en las nuevas tecnologías.

Conventia está especializada en la organización de viajes y eventos en España para clientes internacionales, como Pepsico, Abbott, Nestle, Energizer o Tupperware. «Al contar con una estructura reducida, podemos jugar con nuestros márgenes y ofrecer así precios competitivos. Además, apostamos por las nuevas tecnologías como valor diferencial. Hemos desarrollado una plataforma que permite crear una app web a medida, para emitir vídeos por streaming, realizar el recuento de los asistentes, crear un blog, etcétera», explica De Gregorio. «Somos flexibles. Intentamos hacer realidad todo aquello que nos piden, manteniendo unos precios atractivos», agrega.

Asimismo, Conventia ha cerrado una alianza estratégica con el gigante mexicano Turismo&Convenciones, especializado en la organización de eventos en el extranjero, que desembarca de esta manera en Europa.

HallSt, por su parte, es una start up fundada en Barcelona hace tres años, con oficinas en la Ciudad Condal, Madrid y Silicon Valley. Nació también en plena crisis. «Si esperas al mejor momento para emprender, nunca darás el paso», expone su fundador y CEO, Alfredo Ouro, que en la actualidad vive en San Francisco.

Es una compañía fundamentalmente tecnológica, que ha creado una plataforma desde la que se puede averiguar qué eventos (desde congresos a conciertos y obras de teatro) se celebran en una ciudad de forma simultánea, comprar las entradas y conocer qué hoteles y restaurantes se encuentran en los alrededores de cada evento. Se trata de simplificar al máximo la organización de un viaje de negocio, pudiendo visualizar toda la información relevante de una forma conjunta.

«La preparación y la organización de congresos y eventos suelen ser procesos muy ineficientes. La tecnología puede solucionar este problema, y reducir una labor de meses en días, y una de días en minutos», dice Ouro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *